Somos TODO en fotovoltáica.

Energía Solar

Desde 2006 Chemik apuesta por el sector fotovoltáico para dar servicio a todas sus necesidades (tanto eléctricas como mecánicas) con las soluciones más óptimas.

Capacidad

Destacamos por la alta capacidad de fabricación y la optimización de las configuraciones de planta tanto para cableados como para cajas en todas sus posibles configuraciones.

Soluciones integrales en planta solar fotovoltaica

cajas monitorizadas

Cajas Monitorizadas

cajas de seccionamiento

Cajas de Seccionamiento

cajas de protección

Cajas de Protección

energía solar

Cajas de agrupación AC

cajas de comuniaciones

Cajas de comunicaciones

cajas de distribucion

Cajas de distribución de motores

Hemos afrontado con éxito los proyectos más exigentes, con los plazos más comprometidos, garantizando suministro y calidad.

Productos para la instalación fotovoltaica

A día de hoy, Chemik Solar cuenta con el portfolio más amplio de instalación fotovoltaica del mercado.

cajas

Cajas

Combiner Box

Cuadros Auxiliares

Concentración

Seccionamiento

Combox

cableado

Cableado

actuadores

Actuadores

Control de Seguimiento DC

Coronas de giro

Control de Seguimiento AC

TCS 8010

TCS 7010

Experiencia

Gracias a nuestros clientes y los proyectos realizados desde Chemik Solar, hemos colaborado en la construcción de parques fotovoltáicos por todo el mundo, siendo reconocidos tanto por EPC´s como clientes finales.  Esta experiencia del sector y producto nos ha dado la confianza de clientes y proveedores, llegando a ser partner de Phoenix Contact a nivel mundial para la integración de sus productos.

Chemik Solar
Zaragoza
solar@chemik.es

Más de 20 años de historia.

Una superficie superior a los 5000 m2.

Equipo humano de más de 100 personas

Maquinaria de última generación

Líderes en capacidad y calidad a nivel mundial

Nuestra manera de trabajar.

Contacto.

Para cualquier consulta estamos a su disposición:

¿Qué es la energía?

Si a la mayoría de nosotros nos preguntasen por el significado de la palabra energía, estaríamos seguros de conocerlo.

Sin embargo, a la hora de definirla, lo más probable es que nos resultase complicado encontrar las palabras adecuadas para hacerlo. Y es que, este es en realidad un concepto abstracto.

La energía se puede definir como la capacidad de los sistemas físicos para realizar un trabajo. De forma más sencilla, es la encargada de hacer que las cosas funcionen. Además, como dijo el científico francés Antoine Lavoisier, “la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma”. Por tanto, aunque puede cambiar de un tipo de energía a otra y los humanos no siempre podemos aprovecharla en su totalidad, la cantidad se mantiene invariable. 

¿Qué es la energía solar?

La energía solar forma parte de las denominadas energías renovables, un tipo de energía que proviene de recursos naturales casi inagotables y no contaminantes. En el caso de la energía solar, como su propio nombre indica, proviene del sol, y es muy fácil de producir.

Tipos de energía solar

Dependiendo del uso que se haga de la energía solar, se puede distinguir entre dos tipos de esta: la energía solar térmica y la energía solar fotovoltaica.

La energía solar térmica se refiere al aprovechamiento de la energía solar para producir calor, que posteriormente se emplea en el hogar para generar agua caliente sanitaria y calefacción. Además, este calor también puede almacenarse  para producir electricidad en la industria. 

Por otra parte, cuando la energía solar se transforma directamente en electricidad, se denomina energía solar fotovoltaica. Este tipo de energía es más conocida que la anterior y aún más fácil de producir. La electricidad generada se puede emplear para uso doméstico (autoconsumo) o a nivel industrial.

Planta fotovoltaica

Las plantas fotovoltaicas reciben múltiples denominaciones: planta solar fotovoltaica, planta solar, central solar fotovoltaica, central fotovoltaica, parque solar, parque fotovoltaico, parque de células fotovoltaicas, parque de energía solar…

Esta amplia variedad de nombres es el reflejo de la popularidad y trascendencia que han adquirido en la actualidad.

Estos términos se emplean para describir un conjunto de instalaciones compuestas por paneles fotovoltaicos, encargados de producir electricidad a partir de la energía solar para después verterla en la red de distribución eléctrica. 

Sin duda, a la energía solar fotovoltaica en España le espera un futuro prometedor, ya que es un país con muchas horas de sol. De momento, una serie de factores como la bajada de precio de las placas solares, la mejora de su eficiencia y la mayor concienciación por cuidar del medio ambiente han disparado el consumo de este tipo de energía.

Esto, además de cuidar del planeta, permitirá la venta de electricidad a otros países y la creación de múltiples puestos de trabajo.

Autoconsumo fotovoltaico en industria y hogares

Aunque los proyectos fotovoltaicos suelen relacionarse con plantas solares a gran escala, también se pueden realizar a pequeña escala para el autoconsumo. Esto permite a los usuarios producir su propia energía y, ya se trate de autoconsumo industrial o doméstico, supone grandes ventajas. Por ejemplo, conlleva un gran ahorro económico en la factura de la luz.

Es por esto que las previsiones de crecimiento de autoconsumo fotovoltaico para este 2020 son altas, y las empresas fotovoltaicas ya se han preparado para ello. Y es que, cada vez son más las personas que al realizar el cálculo de la instalación fotovoltaica en casa o en el trabajo, se dan cuenta de que es una alternativa más que viable.

 

¿Qué es un panel solar?

Los paneles solares (también llamados placas solares) son los responsables de convertir la energía del sol en energía térmica o en energía fotovoltaica. Según estén destinados a generar un tipo de energía u otro, están elaborados de manera distinta.

Así, los colectores o captadores solares (de energía térmica) disponen de una placa receptora y unos conductos por los que circula el líquido clave para su funcionamiento. Por otra parte, los paneles fotovoltaicos están compuestos por una gran cantidad de celdas, denominadas células fotovoltaicas. Estas celdas pueden estar fabricadas por los siguientes materiales. De mayor a menor precio y rendimiento: silicio monocristalino, silicio policristalino y silicio amorfo.

¿Cómo funcionan las placas solares?

En primer lugar, los colectores solares aprovechan la radiación solar a través del líquido que contienen en su interior. Este es altamente sensible al calor y lo absorbe rápidamente, para después transferirlo al agua de consumo potable y la calefacción.

Por otro lado, los paneles fotovoltaicos generan la electricidad a través del denominado ‘efecto fotovoltaico’. Así, el material semiconductor del que están fabricadas las celdas atrae los fotones de la luz y emite electrones que, al desplazarse, dan lugar a la electricidad.

Para que estos procesos funcionen correctamente, es fundamental llevar a cabo una buena limpieza y mantenimiento de las placas solares, una o dos veces al año. Para ello, únicamente se debe emplear agua y jabón. Actualmente, muchas empresas de placas solares llevan a cabo este servicio, algo especialmente recomendable si se trata de plantas fotovoltaicas grandes o de difícil acceso.

Autoconsumo fotovoltaico en la industria de coches

Hoy en día, no son pocas las empresas de vehículos que están tratando de elaborar coches con paneles solares, para así poder hacer factible el coche eléctrico. Incluso, ya se han expuestos algunos modelos, demostrando así lo avanzada que está la fotovoltaica y que la posibilidad de viajar en coches solares podría no estar tan lejos.