Encuentra respuestas a tus preguntas sobre una planta fotovoltaica

¿Qué es una planta fotovoltaica?

Una planta fotovoltaica, conocida como una central de placas solares, la forman tanto los módulos fotovoltaicos como un inversor de energía.

Esta energía conseguida por el parque solar fotovoltaico entra dentro del tipo de energía limpia puesto que no genera ningún gas contaminante en su producción.

De la mano de Chemik vas a descubrir los componentes de una planta fotovoltaica y el funcionamiento de esta.

planta fotovoltaica

Componentes de una planta fotovoltaica

Si desmigajamos una planta fotovoltaica encontraremos numerosos y diferentes componentes, que, dependiendo de su dimensión, tendrán distinta potencia:

  • Células fotovoltaicas: ellas captan la energía solar y la transforman en electricidad a través del efecto fotovoltaico.
  • Armario de corriente continua: aquí se recoge la electricidad generada por las células fotovoltaicas.
  • Inversor: se encarga de convertir la energía de corriente continua en energía de corriente alterna similar a la de la red eléctrica.
  • Armario de corriente alterna: este armario recibe la electricidad transformada a corriente alterna por el inversor.
  • Centro de transformación: lugar donde la energía de la planta fotovoltaica es adaptada a las condiciones de intensidad y tensión de las líneas de transporte 
  • Sala de control: es la zona en la que se supervisa el funcionamiento de toda la planta fotovoltaica.
  • Torre metereológica: dentro de la sala de control se encuentra esta torre para poder controlar y analizar las distintas condiciones climatológicas.
  • Líneas de transporte: redes que permiten transportar la energía desde la planta fotovoltaica hasta los centros de consumo.

El funcionamiento de una planta fotovoltaica 

Recopilación de energía solar por la central solar fotovoltaica

La planta solar fotovoltaica trabaja como una pequeña central de producción de electricidad. Formada por un conjunto de células fotovoltaicas, que se agrupan en placas fotovoltaicas, son las encargadas de iniciar el proceso con la captación de la radiación solar.

Como la situación meteorológica es clave en el funcionamiento de la planta fotovoltaica, en la sala de control se construye una torre meteorológica que analiza la situación climatológica.

Transformación de la corriente eléctrica

Cuando un fotón colapsa con una célula solar, se libera un electrón. Con la suma de muchos electrones libres se genera una corriente eléctrica continua almacenada en un armario de corriente continua, que, con la ayuda de un inversor, la planta fotovoltaica la transforma en corriente alterna que se recoge en un armario de corriente alterna.

Este proceso es debido a que la energía eléctrica que circula por la red de transporte lo hace de forma alterna y si no se realizara esta transformación sería imposible su utilización.

El transporte de la electricidad

Como la corriente que se almacena en el armario de corriente alterna no se encuentra en condiciones de inyección a la red, es necesaria su modificación, tanto de intensidad como de tensión, para adecuarlas a la utilización en los centros de consumo.

Una de las numerosas ventajas que la central fotovoltaica posee es su posible utilización por cualquier abonado al sistema eléctrico, que no tiene que ser necesariamente exclusivo para el propietario de la planta fotovoltaica. De esta forma, se consigue que toda la energía solar se utilice.

¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn