Mantenimiento de instalaciones eléctricas: garantiza la seguridad de tu empresa y trabajadores

El mantenimiento de instalaciones eléctricas es un aspecto clave que otorga un crecimiento de la productividad de las instalaciones eléctricas, así como un aumento en la seguridad de las personas o una mejor disponibilidad de los equipos y/o máquinas.

De esta forma, siguiendo un correcto y continuo mantenimiento de instalaciones eléctricas se produce una disminución de los fallos en máquinas.

Actual mantenimiento de instalaciones eléctricas

En estos tiempos, si no es toda, gran parte de la industria involucra a sus procesos productivos en la utilización de energía eléctrica. En consecuencia, es necesario realizar de forma periódica una revisión del sistema eléctrico en cuestión.

Un riguroso mantenimiento de instalaciones eléctricas provocará una mejor productividad laboral.

Tipos de estados operativos

En todo mantenimiento de instalaciones eléctricas nos podemos encontrar dos tipos de estados operativos diferentes: el estado normal y el anormal, que es el que ha fallado.

Estado operativo normal

Este estado operativo es el que establece que el estudio de la instalación eléctrica ha sido positiva y los parámetros eléctricos se encuentran dentro del intervalo permitido de voltaje, corriente, frecuencia o impedancia.

Estado operativo anormal

Esta condición instituye que los parámetros eléctricos puestos a descubierto en el mantenimiento de instalaciones eléctricas han surgido fuera de los límites permitidos.

Dentro de este estado operativo anormal, nos podemos encontrar tanto con fallas como con perturbaciones. Las primeras están relacionadas con sobrecargas, cortocircuitos o aislamientos, mientras que la segunda engloba la distorsión armónica, flickers o transientes.

Ambas condiciones ponen en amenaza a los usuarios y a la instalación. Siendo así, el sistema de protección actúa detectando el error y asilándolo para evitar problemas con personas y/o máquinas.

Sin embargo, el único método para averiguar si efectivamente funciona, es llevar a cabo una prueba de mantenimiento de instalaciones eléctricas. A través de simulaciones de distintas formas de fallos, las deficiencias del sistema se pueden localizar y corregir.

Pruebas que se realizan en el mantenimiento de instalaciones eléctricas

Existen 5 grupos de pruebas fundamentales que se realizan en un mantenimiento de instalaciones eléctricas, dentro de los cuales se incluyen los ensayos que engloban.Te los numeramos a continuación:

Pruebas de aislamiento

  • Prueba de Resistencia de Aislación
  • Ensayo de Alto Potencial
  • Ensayo de Alto Potencial DC
  • Ensayo de Alto Potencial AC
  • Prueba de Factor de Potencia (Ángulo de Pérdida Dieléctrica)

Pruebas a dispositivos de protección

  • Pruebas a Relés de Protección
  • Test a Interruptores

Pruebas Analíticas

  • Pruebas de Relación de Espiras en Transformadores
  • Pruebas de Comparación de Sobrecargas en Transformadores
  • Pruebas de Análisis Estático y Dinámico de Motores Eléctricos
  • Test de Continuidad
  • Test de Aceite
  • Test Termográfico

Pruebas de conexión a tierra

  • Ensayo de Aislamiento a Tierra
  • Ensayo de Medición de Resistencia de Puesta a Tierra
  • Ensayo de Potenciales Transferidos, Voltaje de Paso y Contacto

Pruebas funcionales

Estas pruebas de mantenimiento de instalaciones eléctricas radican en la simulación de diversas condiciones normales y anormales, tan simples como la apertura y cierre de un disyuntor eléctrico o tan complicadas como realizar pruebas de estabilidad de un sistema eléctrico de potencia (SEP).

Requisitos en el mantenimiento de instalaciones eléctricas

La norma que cubre el mantenimiento de instalaciones eléctricas se encuentra definida en distintos juicios y criterios.

En concreto, la norma OSHA muestra la obligación del empleador de informar al empleado sobre los riesgos de operar con un equipo eléctrico. De igual forma, los trabajadores deben cumplir con los rigurosos métodos de trabajo y con el uso de sus correspondientes Equipos de Protección Personal (EPP), requisito recogido en la norma NFPA 70E, la cual también cita las prácticas recomendadas para el mantenimiento de instalaciones eléctricas (NFPA 70B).

Desde Chemik te presentamos este artículo sobre mantenimiento de instalaciones eléctricas que esperemos te sea de ayuda, nosotros estamos a tu total disposición para lo que necesites.

¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn