Cómo funciona la energía eólica

Desde tiempos inmemorables, hemos hecho uso de la fuerza del viento para llevar a cabo actividades que con la fuerza de nuestro propio cuerpo hubieran resultado imposibles. A lo largo de los años, la energía eólica ha estado presente en mar y tierra. En el mar, la fuerza del viento nos ha permitido desplegar velas y descubrir nuevos territorios inexplorados y en la tierra, se empleaban los molinos de viento para actividades tan cotidianas como moler trigo o bombear el agua de los pozos.

En la actualidad, el gran desarrollo tecnológico que estamos experimentando ha conducido a la energía eólica hasta su máximo nivel con la llegada de los aerogeneradores. ¿Sabías que la energía eólica se ha convertido en la segunda fuente de energía renovable más producida del mundo? Es así como supone aproximadamente el 5% de la producción eléctrica mundial.

En este artículo vamos a contarte qué es y cómo funciona, y detallaremos sus ventajas e inconvenientes para que no te quedes con ninguna duda sin resolver.

funcionamiento de la energía eólica

Qué es la energía eólica

Cuando hablamos de energía eólica hacemos referencia a una fuente de energía renovable cuya obtención procede de la energía cinética del viento, que se encarga de poner en movimiento las palas de un aerogenerador, activando una turbina que genera energía eléctrica.

Cómo se produce y obtiene la energía eólica

¿Alguna vez te has cuestionado cómo, a través de las turbinas eólicas, puede convertirse la energía cinética del viento en energía eléctrica?

El primer paso para producir energía eléctrica es contar con un aerogenerador, que se encarga de captar toda la fuerza del viento. Si la intensidad del viento es la adecuada, las palas del aerogenerador se activan, y su movimiento activa a su vez un rotor, que se encuentra en un mecanismo llamado góndola.

El movimiento del rotor pasa a una multiplicadora, que se encarga de producir una aceleración en su rotación transfiriéndola a un alternador. Finalmente, el alternador es el que realiza la transformación de energía mecánica en electricidad.

A lo largo de todas estas etapas, el funcionamiento de la góndola queda supervisado por un sistema de control, que evalúa que todo el proceso se desarrolle con la máxima eficiencia posible.

Una vez que se ha producido esta energía, la corriente llega a un transformador mediante una conducción de cables, y éste se encarga de recoger la electricidad generada por los aerogeneradores que están situados en el parque eólico poniéndola a disposición de la red.

parque-eolico

Ventajas de la energía eólica

Entre las principales ventajas de la energía eólica, debemos resaltar principalmente que se trata de una energía que procede de fuentes renovables, no contamina y es inagotable. Además, con su uso reducimos el consumo de combustibles fósiles contribuyendo en la construcción de un futuro más sostenible para todos.

¿Quieres conocer todas las ventajas de la energía eólica? A continuación, te las detallamos una por una.

Energía renovable y limpia

Se trata de un tipo de energía renovable que no produce ningún tipo de emisión contaminante. Además, es una fuente ilimitada ya que tiene su origen en los procesos atmosféricos que son consecuencia de la radiación solar.

Su instalación es muy rápida

Su instalación no precisa de minería ni de transformación de combustibles, contando con la ventaja de que los aerogeneradores pueden instalarse a diferentes alturas para conseguir una producción óptima.

Es autóctona

Se trata de una energía que está disponible en todo el mundo.

Se puede adaptar a la mayoría de espacios

Puede instalarse en cualquier tipo de espacio no apto para otros fines, aprovechando también suelos destinados al cultivo o la ganadería.

Es una energía de bajo coste

Se trata de una energía barata cuyo precio tiende a ser estable, por lo que compite en términos de rentabilidad con otras fuentes energéticas tradicionales, suponiendo para muchos una gran fuente de ahorro.

Inconvenientes de la energía eólica

Como inconveniente principal de esta fuente renovable podemos destacar la aleatoriedad del viento. Dentro de las desventajas de la energía eólica principales, encontramos las siguientes:

Falta de seguridad

Existe una falta de seguridad en la existencia del viento que impide que la energía eólica se convierta en la única fuente de energía eléctrica.

La velocidad tiene un límite

Cuando la velocidad del viento supera la velocidad máxima que es capaz de soportar la turbina, pueden aparecer daños en el eje que provocan un descenso de la producción.

En necesario llevar a cabo la construcción de líneas de alta tensión

La distribución de la energía eléctrica desde los parques eólicos precisa de líneas de alta tensión que sean capaces de distribuir el mayor volumen de energía generada.

Tiene una implicación medioambiental

La instalación de parques eléctricos de grandes dimensiones puede provocar daños y muertes de aves o murciélagos, aunque si es cierto que los nuevos diseños implantados en los aerogeneradores tienen ya en cuenta esta problemática.

Ocupan áreas muy grandes

Los aerogeneradores deben de estar separados y por ello, los parques eólicos se caracterizan principalmente por su extensión.

Esperamos que te haya sido de gran ayuda este artículo sobre la energía eólica y que haya despejado todas tus dudas sobre este tipo de energía renovable, que no ha dejado de ganar protagonismo en las últimas décadas y a la que le espera sin duda, un gran futuro.

¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn